Hemos construido un gran producto gracias a la incorporación del conocimiento  obtendio a partir de la retroalimentación brindada por nuestros primeros socios. Trabajamos paralelamente, tanto en conocimiento, como en desarrollo de producto. Experimentamos y probamos diferentes mecanismos de tracción y esto nos ha dado una ventaja inicial para que nuestro producto esté listo y pueda crecer rápidamente.

Redcard, al igual que muchas otras empresas, comenzó haciendo un producto, pero luego encontró el éxito haciendo otro distinto. En otras palabras, tuvo que cambiar para mejorar, y ahora, esta es nuestra política de desarrollo.

Algunos canales que utilizamos pueden saturarse, perder su eficacia o pueden llegar a ser demasiado costosos; Otros pueden necesitar mucha gente o los consumidores pueden pasar a otras tecnologías. Para prevenir esto, ejecutamos experimentos, probando nuevos canales de comunicación.

Además, hacemos pruebas, para descubrir nuevas y mejores técnicas de marketing, antes de que nuestros competidores se nos adelanten, utilizamos nuevas plataformas, mientras sean pequeñas, para que funcionen a su máxima capacidad.

Nuestros objetivos de tracción para conseguir nuevos socios están definidos por número de nuevos socios anuales, un número de suscriptores mensuales al boletín y cubriendo un porcentaje determinado del mercado.

Para lograr nuestros objetivos, graficamos nuestra ruta crítica, por medio de la colocación de hitos, que necesitamos para alcanzar nuestras metas. Determinamos lo que hay que hacer primero, segundo y así sucesivamente. 

Evaluamos cada uno de nuestros hitos, los movemos hacia delante o hacia atrás, según sean las necesidades. Enseñamos a todos nuestros empleados nuestra ruta crítica y logramos que trabajen también en ella.

Buscamos mentores idóneos para enseñen a nuestros empleados a moverse por nuestra ruta crítica de manera  efectiva.

Somos conscientes de nuestros propios prejuicios, por ejemplo, sabemos que preferimos un canal de tracción sobre otro. Trabajamos para superar estos prejuicios mediante la ayuda de nuestros mentores y mediante la adopción de un enfoque basado en datos. Utilizamos los datos para determinar qué canales de tracción están trabajando mejor y seguir con ellos.